Anima De Los Caones

Limpíela después de cada sesión de tiro. Separe los cañones del arma y acerroje la delantera. Vaporice Legia Spray en el interior de cada cañón y deje actuar unos minutos. Introduzca por las recámaras una baqueta de limpieza con un escobillón previamente empapado en aceite para despegar las impurezas. Eventualmente, insista en la unión entre recámara y ánima, sobre todo si utiliza cartuchos cuya longitud es inferior a la de la recámara, lo que favorece el «em-plasticado» en este nive. Si es necesario, pase un trapo empapado en acetona para disolver el plástico. Después, con una franela, limpie el ánima, cambiando la franela hasta que salga limpia. Cuando el ánima es impecable, vuelva a pasar una franela levemente empapada en aceite para proteger el interior hasta la próxima utilización Nota

Si los cañones son cromados internamente, el mantenimiento será más cómodo pero, sin embargo, necesario. La capa de cromo atrasa la aparición de la oxidación pero no logra siempre impedirla.

Was this article helpful?

0 0

Post a comment