Limpieza Del

El siguiente procedimiento deberá realizarse para limpiar el cañón:

- Siempre pase el paño para limpiar y lubricar comenzando desde el extremo de la recámara.

- No friegue el cañón, simplemente empuje un trapo a lo largo del mismo, a través de la boca. Repita la operación si es necesario.

- Utilice únicamente baquetas bien rectas, fuertes y suaves.

- También es aconsejable eliminar los residuos de cobre del cañón. Cuendo se examina la parte delantera del ánima, estos lucen como el cobre de la camisa de la bala. Existen varios tipos de disolventes y productos de limpieza para este propósito y le recomendamos que siga las instrucciones el fabricante. Los cañones muy sucios pueden disparar de manera inadecuada y se oxidarán mucho más fácilmente que los que han sido limpiados con esmero.

- Una vez realizada una meticulosa limpieza de cañón, éste deberá lubricarse ligeramente.

0 0

Post a comment